Precio (Inbox)

Alguna vez te has realizado la pregunta: ¿Por qué te obligan a preguntar el precio…por inbox? ¿Por qué $@@#@ no ponen el precio en las publicaciones de Facebook? ¿Cuál es el miedo? Bien. Vamos a tratar de aclarar este dilema.

Preguntándole a muchos vendedores en redes sociales, mencionan 4 razones principales:

  1. No entra en mi (política/estrategia/forma de vender) de mi negocio.
  2. No quiero que mi competencia se entere de mis precios y así ellos puedan dar el producto más barato.
  3. Si les doy toda la información peladito y a la boca, se pierde la parte de convencimiento de compra, y la relación amable con el cliente, es decir una conversación, siendo muy importante este aspecto en el proceso de venta….¿What?
  4. Ahuyento a mis clientes potenciales, ya que si mis precios son elevados, se desanimarán y se irán; pero, si mis precios son bajos, daré una sensación de que mi producto no es de calidad.

Bien. En mi caso respeto mucho las opiniones mencionadas anteriormente pero no las comparto.

Así que por ello te daré algunas razones para que te animes a publicar los precios de lo que vendes.

  1. Vas a estar delante de la competencia. No publicar los precios de lo que vendes le da una ventaja a tu competencia al obtener el control del aspecto crucial de la decisión de compra de una persona.
  2. Tienes la oportunidad de respaldar el por que cuesta lo que cuesta. Para respaldar el precio que ofreces puedes utilizar testimonios reales de clientes satisfechos. Incluso, resulta una excelente idea tratar de enumerar los precios de otros proveedores junto con los tuyos, nombrándolos “Competidor 1” / “Competidor 2” y detallar lo que se proporciona en tus precios en comparación con la competencia. Cuando publicas tus precios y explicas las razones concretas de por qué tu cliente debe pagar más por tus productos que por los del competidor X, estás transmitiendo de manera subconsciente tu valor.
  3. Vas a ser una opción real. Si un potencial cliente no ve el precio de lo que busca es probable que continúe buscando otros proveedores, sólo un pequeño porcentaje se toma el tiempo de escribir para pedir la información que necesita. De esta manera, el publicar el precio de lo que vendes te permite ser considerado como una opción de compra.
  4. Te da seriedad. Aunado a una buena estrategia de contenidos, que te permita que lo que publiques sea atractivo para la audiencia, construyes credibilidad y reputación.

Anímate a publicar los precios de lo que vendes, muchas veces este factor NO es el único que ponderan los clientes a la hora de comprar, hay otros igual de importantes como la atención recibida, lo atractivo visualmente de la oferta, la marca, los testimonios, en fin… Además, le ahorraremos esfuerzo y tiempo a los clientes de pedir información básica, lo cual también generará confianza hacia nuestra marca ¡Y ESO… ESO SÍ QUE NO TIENE PRECIO!

Si te gustó el tema, o si te gustaría que hable de otro, por favor escríbeme en los comentarios, o a través de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba